VolvemosEnUnRatito

Diari de viatge

Annapurna Circuit 1

3 comentaris

El viaje desde Pokhara, como era de esperar se hace largo a pesar de los nervios por llegar a Besisahar y empezar andar.

La ciudad, punto de entrada al Annapurna Circuit ofrece unos paisajes increíbles incluso desde sus calles, donde a pesar del calor reinante y su clima subtropical, las montañas como el Machhapuchchhre o el Annapurna II parecen estar a un tiro de piedra.

Existe la posibilidad de empezar a caminar desde la misma ciudad pero es una opción no demasiado recomendable debido a las obras que se llevan a cabo a lo largo de la pista que se dirige hacia uno de los primeros pueblos del circuito, Bhulbhule. Si lo que quieres es tragar polvo como nunca en tu vida y vigilar constantemente que no te atropelle uno de los autobuses o jeeps que recorren la ruta, la opción de empezar a andar desde Besisahar es la tuya.

Si por otro lado prefieres no jugarte el físico en esta ocasión “lo mejor” que puedes hacer es tomar un autobús local.

Esta segunda opción no está exenta de riesgos ya que la conducción en Nepal no es de las mejores de Asia como seguramente ya habrás comprobado y las pistas están en bastante mal estado especialmente en esta época del año (temporada de lluvias).

A ello tienes que sumar los intentos de engaño, estafa y robo que recibimos los extranjeros por parte de los conductores y revisores de los autobuses locales con lo que se refiere al precio del billete. Nosotros como muchos otros tuvimos una mala experiencia que al final nos fue de puta madre.

Los buscavidas que revolotean cerca de la diminuta parada de autobuses esperando a turistas medio despistados harán todo lo posible por intentar engañarte diciendo cosas como que, el último bus ya se fue, que no sale ningún otro hasta el día siguiente, que existe un servicio de jeep privado…etc,etc

NI PUTO CASO, es todo falso, hay buses hacia Bhulbhule o Ghermu hasta bien entrada la tarde.

El precio que pagan los pasajeros locales es de unas 60 rupias, pero a nosotros después de más de 30 minutos de trayecto sin habernos dicho nada con antelación y a mitad de camino nos querían cobrar 400 rupias.

Les dijimos que la gente pagaba 60 rupias y que nosotros no pensábamos pagar ni una rupia más así que después de 5 minutos el conductor del autobús decidió parar el bus en medio de la pista, bajarse y acercarse hacia nuestra ventana para exigirnos que le pagáramos 400 rupias mientras a nuestro alrededor sólo se podían escuchar las risas cómplices de sus aliados.

Lo que no esperaban es que yo me cagará en ellos en voz alta, les cuestionará su ferviente y dudosa religiosidad les llamará ladrones y que Neus y yo nos bajáramos del bus sin pagarles ni un puto duro.

La rabia nos comía por dentro pero claro estábamos en medio de la nada a unas dos horas de nuestro punto de inicio del trekking así que nuestra situación no hacia ni puta gracia. Nos cargamos las mochilas a la espalda y echamos a andar.

Casi sin haber andado apenas, paramos amablemente al primer coche que pasa para preguntarle la distancia hasta el pueblo de Bhulbhule y no si tal vez noto nuestro mal karma del momento que sin siquiera preguntarle nos ofreció acercarnos en su ranchera Toyota Hilux nuevecita.

Eran 3 nepalíes que se encontraban de vacaciones y habian decidido acercarse a visitar la construcción de una pequeña central hidroeléctrica que esta llevando a cabo una empresa china en la zona un poco más arriba de nuestro destino.

Le explicamos nuestra bronca con los personajes del bus y ni cortos ni perezosos también indignados por lo ocurrido decidieron dar caza al autobús.

“Estas cosas que hacen unos pocos nos hacen quedar mal a todos como país  y no debemos permitirlas” nos dijo y en pocos minutos habíamos alcanzado el autobús local y ya estábamos pitando como locos para pedirle paso.

Al principio pensábamos que les adelantaríamos y eso iba a ser todo pero nos equivocamos, al adelantarlos el colega se paró junto a la ventanilla del conductor del autobús y en un nepalí subido de tono le dejó las cosas bien claras en un momento.

Sin preguntar siquiera, bajó nuestra ventanilla trasera desde el interruptor delantero para que nosotros bien sonrientes le pudiéramos mostrar repetidamente nuestro dedo medio…que sensación más agradable!!

Después de un buen trayecto en jeep y de conversar un rato nos despedimos de los tres en Ngadi, aproximadamente a 1 hora de Bhulbhule, allí pasamos la primera noche. Mañana empieza la diversión.

Después de pasar la noche gratis en una habitación bastante básica en Ngadi y de nuestro primer Dahl Baht empieza el primer día de trekking.

Este es un gráfico de la ruta hasta el Thorung Pass con los diferentes pueblos, desniveles y horarios y lo siguiente un mapa general del circuito.

DÍA 1 De Ngadi a Tal

El camino empieza tranquilo pero en breve empezamos a ganar desnivel rápidamente, parece que será divertido el paseito de 15 días. A medio camino hacia Bahundanda conocemos a uno de los trabajadores de la empresa china que vuelve a su casa después de trabajar toda la noche. Recorre este camino de una hora y media varias veces al día sin quejarse lo más mínimo.

El paisaje empieza a transformarse poco a poco a medida que vamos ganado altura pero de momento nos acompaña vegetación subtropical y una alta humedad en los valles cercanos a Bahundanda.

Los arrozales se extienden por las laderas del valle que forma el río Marshyangdi que nos acompañará durantes días en nuestro ascenso con sus aguas bravas de color chocolate.

La vida aquí es dura, dedicada exclusivamente al trabajo en los campos de arroz y al cultivo de diferentes legumbres y verduras para poder alimentarse durante los meses de invierno, que aquí no es precisamente ni corto ni fácil.

Una vez en Bahundanda se tiene que acudir a la pequeña oficina del ejercito situada en el centro de la plaza del pueblo y una vez allí debe sellarse la cartilla de trekker si no lo hiciste antes en Bhulbhule como nosotros que no lo sabíamos y tuvimos que hacerlo aquí.

Se debe sellar en diferentes puntos durante toda la ruta para que las autoridades tengan constancia de tu situación en caso de accidente o de desaparición.

Continuamos hacia Ghermu cruzando varias veces el río Marshyangdi, donde los agricultores locales nos ofrecen probar unas hierbas milagrosas que se cultivan en las montañas y que funcionan como broncodilatadoras además de hacer que pases un rato divertido. Las rechazamos y proseguimos nuestra marcha hacia el siguiente pueblo Chamche.

Haciendo nuevos amigos a cada rato que nos acompañan durante parte del trayecto y juegan con nuestra cámara y con el palito de los selfies.

Las sensaciones que tenemos son buenas, teníamos muchísimas ganas de perdernos en estas montañas con la única preocupación de caminar para llegar al siguiente pueblo antes de que caiga la noche y pasadas unas 8-9 horas de caminata llegamos al que decidimos que será nuestro campo base esta noche, Tal.

Un pequeño pueblo precioso situado a orillas del río y con cascadas que descienden de las altas cumbres que nos rodean.

worldsinmegapixels-0828

El hostel es precioso, la terraza perfecta y el Dahl Baht para quitarse el sombrero así que valió la pena la dura etapa.

DÍA 2 De Tal a Chame

La jornada de hoy asciende desde los 1700m hasta los 2710m así que empezamos bien temprano para poder caminar tranquilos y con tiempo suficiente porque nuestra idea si podemos es llegar hasta Chame, uno de los pueblos marcados con 3 bolitas en los mapas, lo que significa que se trata de un pueblo bastante grande y donde podremos comprar algunas cosas que necesitamos y encontrar fácilmente alojamiento.

El tema del alojamiento durante el trekking puede abordarse de diferentes maneras para que te salga económico. En temporada baja como es nuestro caso, muchos alojamientos están cerrados o vacíos así que lo más normal en esta época del año es que no te cobren por el alojamiento aunque algunos lo intenten de todos modos, con la condición de que te quedes en su albergue a cenar y a desayunar.

Los precios de los menús irán creciendo a medida que vayamos ganando altura de manera exponencial. Se pasan tres pueblos con los precios, se pasan de verdad, así que en temporada baja no dudes en acordar un precio cerrado para todo lo que vayas a consumir durante la cena y el desayuno. Es un poco coñazo pensar en todo lo que vas a comer pero al cabo de dos días veras que el repertorio no es muy amplio y te resultara bastante fácil, dos de esto, uno de esto, tres de aquello. No vaciles en acordar un precio que te parezca razonable porque ellos no lo harán al intentar cobrarte uno excesivo.

Mucha gente dice que el precio de la comida no se negocia. Respeto su opinión pero esto es un negocio, su negocio.

Sobre todo en temporada alta pero también en temporada baja te tratan como un billete de dólar con piernas pidiendote 500 rupias o más por un Dalh Baht que en Pokhara te cuesta 100. Las habitaciones en Manang se pagan a 1000 rupias cuando en época de lluvias te las dejan gratis.

Dicho esto a mi modo de ver, evidentemente debes negociar el precio del menú. ♠

El sendero asciende muy cerca del río y el ruido ensordecedor de las aguas del Himalaya te ponen la piel de gallina.

Vamos cruzando pueblos y dejando nuestra huella junto a huellas de pies descalzos que avanzan mucho más rápido que nosotros.

La gente nos saluda mientras cruzamos pequeñas aldeas y diminutas casas esparcidas por todo el recorrido.

Es apasionante ver como transcurre la vida aquí arriba, como se aprovecha cualquier rayo de sol, como larguísimas caravanas de mulas son utilizadas como medio de transporte y también para abastecer a todos los pueblos de los suministros necesarios.

A media hora de nuestro destino para esa noche, pasamos por Koto otro de los puntos donde se debe sellar la cartilla de Trekker.

Antes de llegar a destino decidimos parar a degustar nuestro menú especial de trekking, ensalada de tomates, cebolla, huevo duro, atún acompañado de unos chappati y de postre unas galletitas de coco, espectacular.

No recuerdo bien pero creo que fueron 7 horas de camino hasta llegar por fin a Chame que nos recibió a su entrada con un largo centro de oraciones y con algunas miradas sorprendidas.

Encontrar alojamiento fue muy rápido y sencillo después de un intento fallido en una guesthouse que tenía bastantes clientes chinos pero la segunda opción fue la mejor, teníamos hasta nuestro propio altar budista, que más se puede pedir!!

Una buena ducha de agua caliente a 2700m después de 7 horas de camino y un té de jengibre para hacer tiempo hasta la hora de la cena…no tiene precio!!

Los horarios son perfectos, a las 6:30 de la tarde estamos cenando y a las 8:00 como muy tarde en la cama preparados para recuperar fuerzas para la jornada de mañana. De momento no ha llovido en todo el día, solo durante la noche así que cruzaremos los dedos para que continue así!

DÍA 3 De Chame a Upper Pisang

Hoy, siguiendo las recomendaciones del Jordi y la Lluki nuestra etapa es cortita, unas 4 horas hasta Upper Pisang así que nos lo tomamos con calma y como por la noche el frío se deja notar esperamos a que salga el sol antes de sacar los pies fuera de la manta.

Empezamos con alegría sí señor porque el lugar y la experiencia se los merecen, esto es precioso.

Algunos han decidido levantarse un poco más tarde que nosotros.

Cada vez se hace más evidente que nos encontramos en medio de los Annapurnas y llegando al pueblecito de Dukkur Pokhari conocido entre los excursionistas como un buen lugar para desayunar o comer, nos sorprenden las increíbles vistas del Paungda Danda, una pared vertical de roca que nos demuestra lo poderosos que eran y son los glaciares aquí.

Sin casi darnos cuenta ya estamos llegando a Upper Pisang situado en la ladera del valle un poco por encima de Lower Pisang y justo delante del Annapurna II y el Annapurna IV.

El hostel, de madera envejecida por el paso de los años lo regenta una señora muy agradable con la cara curtida por el frío, el viento y el sol,  que nos recibe con los brazos abiertos ya que en temporada baja poquísima gente pasa por aquí.

La habitación como en la mayoría de hostels de por aquí es bastante básica pero suficiente cuando lo único que necesitas es una cama para descansar.

worldsinmegapixels-4918

 

worldsinmegapixels-4923

La terraza del hostel nos ofrece unas vistas inmejorables y un punto perfecto donde disfrutar del aire más puro que existe tomando un té bien caliente.

El cielo estaba tapado como la mayoría de días en temporada humeda aquí el los Annapurnas pero de repente y como por arte de magia Upper Pisang nos tenía una sorpresa especial guardada.

Una brisa más fuerte de lo normal empezó a entrar por la parte baja del valle desplazando las nubes que encapotaban el paisaje y sin esperarlo justo frente a nosotros aparecieron las sobrecogedoras crestas del Annapurna II y el IV ante nuestros ojos. No sé cómo expresar lo que sentimos en ese momento!!

Después de unas vistas que nos dejaron sin habla y nos hicieron dar cuenta por primera vez desde que empezamos a caminar de que nos encontramos en el corazón de los Himalayas nos preparamos para deleitarnos con otro Dahl Baht y a descansar a la suite que mañana no será tan suave como hoy, aunque para que engañarnos, nos ha sentado de lujo un día de caminata tranquila.

Que sensación y perdón que me repita, levantar la vista y ver que ante tus ojos se levantan dos de las montañas más altas del planeta, hoy dormiré mejor que nunca…

DIA 4 De Upper Pisang a Manang

Desde Upper Pisang tienes dos opciones para llegar a Manang, la primera y más fácil es bajar hasta Lower Pisang y desde allí tomar la pista para 4×4 que va ascendiendo hasta Humde (aeropuerto) de manera suave y luego por el valle en dirección a Manang pero las vistas en esta ruta son poco interesantes comparadas con la segunda opción que asciende bruscamente desde Upper Pisang rumbo a Ghyaru desde donde las vistas del Annapurna II y IV son espectaculares.

Desde Ghyaru vamos descendiendo por un terreno arenoso a veces desértico que recuerda más a Arizona que a Nepal pero a su vez ofrece unos paisajes preciosos del otro lado del valle hasta conectar pasada la pista de aterrizaje de Humde con la pista para 4×4 que asciende por el fondo del valle en dirección a Manang.

 

El calor en esta zona es bastante agobiante a pesar de que estamos entre 3200 y 3400 todo el camino y después de 7 horas uno tiene ganas de empezar a ver Manang a lo lejos pero de momento parece que aún nos queda un rato hasta llegar.

El Jordi y la Lluki nos recomendaron dormir en Bhraga, el pueblecito que encuentras media hora antes de llegar a la capital de la región, pero esta vez desobedecimos sus consejos y decidimos acercarnos hasta Manang ya que es muchisimo más grande y creíamos que allí sería más fácil encontrar alojamiento y comida a buen precio. Qué equivocados estábamos y cuánta razón tençian ellos.

Nuestra opinión personal es que Manang es una MIERDA, con perdón a pesar de la belleza de su entorno.

Aquí, siguiendo las recomendaciones de conocidas guías de viaje, como nuestra “inestimable” LP , TODO EL MUNDO hace un alto en el camino de 2 días para prevenir el mal de altura con lo que ello conlleva.

Existen muchísimos alojamientos pero todos ellos carísimos, varios restaurantes pero con precios de infarto y algunas pastelerías que no pudimos probar porque estaban cerradas en temporada baja así como la mayoría de hoteles y restaurantes, por lo que el abanico de posibilidades se reduce considerablemente.

Lo peor de lugares con afluencia masiva de gente en temporada alta es la prepotencia con la que te tratan los propietarios de los pocos alojamientos y restaurantes que quedan abiertos, incluso en temporada baja.

Albergues con más de 100 habitaciones, todas ellas vacías se permiten el lujo de decirte que si quieres pagar lo que ellos te piden genial y sino “te ofrecen” largarte tranquilamente a otro hostel sin posibilidad alguna de llegar a un acuerdo para un precio mejor como llevamos haciendo todos estos días en la ruta en pueblos más pequeños.

De hecho cuando descubrimos como era Manang decidimos deshacer el camino y regresar a Bhraga donde estuvimos preguntando pero solo un albergue estaba abierto en el pueblecito y no nos gustó así que otra vez pa arriba no sin antes parar a cascarnos nuestra ensaladita de rigor.

Después de 8 horas nos regalamos otra hora más para encontrar alojamiento pero al final no nos quedó otra opción que bajarnos los pantalones, tragarnos la mala leche y quedarnos en uno de los hosteles de Manang, pero lo que tengo claro es que si un día volvemos no dudaremos en quedarnos en Bhraga.

Una de las pocas cosas buenas que encontramos aquí fue conocer a la Marta una profesora de INEF de Barcelona muy curtida en esto de los viajes con la que conectamos a la primera y que también tiene intención de completar el circuito, acompañada de un guía porque viaja sola y no esta de más por aquí arriba llevar a alguien a tu lado.

Con ella nos pegamos un paseo por el pueblo y visitamos un templo budista precioso antes de tomarnos una cervecita por 400 rupiassssssssss!!

Muchos de los excursionistas que se desplazan hasta aquí, finalizan en Manang su ascenso y ponen punto final a su trekking para volver a descender el camino hasta Besisahar ya que a partir de aquí el soroche o mal de altura empieza a hacer de las suyas y se debe tener claro que a partir de aquí las cosas dejan de ser un juego ya que empezamos a movernos por encima de los 4000 metros.

Para nosotros a partir de ahora empieza la mejor parte del trekking.

Ni de coña nos quedaremos aquí más de una noche y menos para aclimatarnos a la altura, además, tampoco estamos tan altos (3519m).

Mañana bien temprano queremos ascender un poco más, hacia el valle del Tilicho Lake, el lago más alto de Nepal y uno de los más altos del mundo a 4919 metros para pasar la noche y donde seguramente la aclimatación a la altura será más eficaz, pero eso será mañana…

 

Anuncis

3 thoughts on “Annapurna Circuit 1

  1. Retroenllaç: Hoi An, el nostre paradís a vietnamita | VolvemosEnUnRatito

  2. Retroenllaç: Hoi An, el nostre paradís vietnamita | VolvemosEnUnRatito

  3. seria bueno que el post estuviera en español porque es muy interesante

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s